7 0 22-05-2017
  1. Sí, es muy sexy pero también es la sombra de tu lado más oscuro. La doble moral no es sino la proyección de los miedos y prejuicios, al hallar en otros el placer hablar y vivir el sexo, de la forma en cómo yo no me atrevo. Hay que hacer una distinción muy grande frente a esta conducta y para ello, traeré de ejemplo a mi mamá, por su creencia en la Iglesia. Mi mamá reconoce que existen prácticas sexuales muy complejas, pero no por ello rechaza que eso pueda producirle placer a otros. En consecuencia, lo respeta y no se escandaliza. Dice, con tal convicción, que en cuatro paredes sucede lo que la pareja consiente y, como tal, el matrimonio así debe asumirlo. Esa es ella, pero, hay quienes no lo ven así y es comprensible, cuando son personas que han heredado ese prejuicio y por ello, se autosabotean su libertad de disfrutar a plenitiud. Aquí la disyuntiva no ocurre, en si lo hablas en público o no, la disyuntiva recae en la forma en cómo lo asumes y te escandalizas de algo que también practicas. Lamentablemente, en estos tiempos de grandes avances, muchos le dan paso a sus vidas a esta mujer llamada Doble Moral, que si bien ofrece un poco de seguridad al no exponerte, tambien te somete al vacío sexual más hondo que el orgasmo mismo. Cierro con una expresión maravillosa del excelso Stephen Covey: "Lo que nos hiere o daña no es lo que nos sucede, sino nuestra respuesta a lo que nos sucede". Si sientes vergüenza del sexo, no lo practiques ni tampoco busques dañar a otros por tu temor a ser libre... Pero si lo disfrutas, debes sentirte plácido por ser sincero con tus emociones, tu cuerpo y contigo mismo. ¡Feliz noche! #sexualidad #intimidad #psicologia #doblemoral #erotismo #romance #vidaenpareja #menteycuerpo #relaciondepareja #placer #sexosintabu

205 3 22-05-2017
Top